HISTORIA DE LA VIRGEN ROSA MÍSTICA

La historia de la virgen Rosa Mística se puede decir que comienza en el siglo V, en esta etapa la iglesia atravesaba por numerosos dolores, problemas tanto internos como externos, la humanidad cada vez más materialista y fría de sentimientos, vacía y pecadora y aunque desde el año 1738 ya era venerada la imagen de la Rosa Mística es en el año 1947 tras las primeras apariciones de esta señora que renuevan y dan un vuelco a estas situaciones.

Sus apariciones comienzan en Montichiari que es el nombre de un pueblo en Italia y la escogida para mostrarse al mundo fue una enfermera de nombre Pierina Gilli, esta señora fue la elegida y sus apariciones fueron en tres etapas, en la primer a aparición la virgen Rosa Mística aparece con tres espadas clavadas en su corazón, refleja tristeza en su cara y llanto desconsolado esta vez solo dijo estas palabras Oración, penitencia y reparación.              

En este mismo año la virgen repite su aparición por segunda vez

Su vestuario era blanco y esta vez en vez de espadas había en su pecho tres rosas de colores diferentes una Blanca, una dorada y una roja, todas con un mensaje y simbolismo diferente

– La blanca por su parte significa la oración, 

– La roja el espíritu de sacrificio y 

– La dorada o amarilla  penitencia 

y además hubieron otras apariciones.

Estos mensajes vienen seguidos desde el principio y no es más que la petición desesperada de la madre virgen Maria representada en esta advocación por la conversión del pueblo, porque busquen el rostro del señor, misericordia y paz, este mensaje también lo dio la La virgen de Fátima, en sus apariciones. A través de esta advocación busca la virgen  Maria renovar los botos de confianza  para que los fieles la honren  y busquen a Dios plenamente. Existe una segunda etapa de apariciones de la virgen Rosa Mística que fue en Fontanelli donde ella estaba en ese momento para el año 1966 y así hasta que esta mujer falleció en el año 1991.

Esta virgen es muy popular y milagrosa en todas partes del mundo y en Venezuela no es la excepción, se considera la virgen de las sanaciones y han dado manifestaciones a través de algunas imágenes de ella de lagrimas de sangre, sudor que resulta ser aceite o escarcha, muchos milagros han sido atribuidos a esta virgen advocación.